En este blog nos preocupamos de todos los aspectos relacionados con el descanso adecuado y la salud de las personas con sobrepeso. El siguiente artículo creemos que puede resultarte interesante:

Qué es la parálisis del sueño y por qué se produce

qué es la parálisis del sueño

Muchos nos hemos preguntado alguna vez qué es la parálisis del sueño porque resulta extraño encontrar a un adulto que no la haya experimentado un par de veces en su vida. Hay quien la sufre más a menudo, y en esos casos conviene consultar a un médico para que determine la causa y cómo controlar los factores de riesgo.

La parálisis del sueño con alucinaciones puede ser la variante más aterradora cuando no sabes qué es lo que sucede. En todo caso, la angustia remite en gran medida al comprender el proceso. Si, además, te interesa saber cómo evitar la parálisis del sueño, te invitamos a continuar la lectura.

¿Qué es la parálisis del sueño?

La parálisis del sueño es eso que nos puede suceder de vez en cuando al quedarnos dormidos o al despertarnos y que consiste en la imposibilidad de hablar o moverse pese a estar despiertos. ¿O tal vez no estamos despiertos? Sería mejor decir que durante un episodio de parálisis del sueño estamos conscientes, aunque no despiertos.

Existen dos grandes tipos de parálisis del sueño:

  • La parálisis del sueño ocasional, que casi todos hemos sufrido en alguna ocasión y no es motivo de consulta médica.
  • La parálisis del sueño recurrente o de repetición, cuyas causas exactas se desconocen, aunque se ha demostrado que su presencia puede ser un síntoma de algunas patologías.

Posibles causas de esta afección

No se han podido determinar causas inequívocas de la parálisis del sueño, sino factores de riesgo.

Esta alteración del sueño recurrente puede tener causas derivadas del estilo de vida o bien ser un síntoma adicional en ciertas patologías.

En el primer caso, debemos pararnos a observar si dormimos lo suficiente y descansamos correctamente, si podemos mantener unos horarios de sueño regulares o si dormimos boca arriba (factor que parece aumentar la incidencia).

Una vez hemos descartado estos factores de riesgo, sí conviene acudir al médico para que determine si nuestros episodios de parálisis de sueño se deben o no a trastornos del sueño como la narcolepsia, algunas enfermedades mentales o son un efecto secundario del consumo de algún fármaco, como los que se emplean en el tratamiento del TDAH, o de ciertas sustancias.

¿Existe algún tratamiento para la parálisis del sueño?

El tratamiento de esta alteración suele consistir en controlar los factores que predisponen a estos episodios. Intenta descansar en un buen colchón y con una buena almohada, preferentemente de lado, con una higiene de sueño en la que te asegures de acostarte estando cansado y de mantener unos horarios lo más regular posibles. En caso de que el causante de tus episodios sea un fármaco, consulta con tu médico si se puede cambiar por otro.

Por otro lado, hay quienes aplican una terapia para hacer que estas experiencias sean menos estresantes. Controla la respiración para no hiperventilar y concéntrate en mover un músculo, por ejemplo, un dedo del pie o de la mano. De esta manera es más fácil que logres despertarte, porque durante la parálisis del sueño no se puede hablar de vigilia con propiedad.

 

Aunque casi todos sabemos qué es la parálisis del sueño, es de agradecer tener claro que uno no está en peligro y que esa sensación va a desaparecer.

Para evitar sufrir episodios de este tipo a menudo, cuida de tu descanso. Duerme las horas necesarias y en condiciones óptimas. Intenta evitar el estrés y dormir de lado. Cuando esto no sea suficiente, consulta con un médico para que intente ver si hay alguna causa orgánica o farmacológica que explique tu problema y se pueda controlar. Casi siempre es posible reducir la frecuencia de estas experiencias y hacerlas menos angustiosas para algunas personas especialmente sensibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *