💬
Chatea con nosotros

En este blog nos preocupamos de todos los aspectos relacionados con el descanso adecuado y la salud de las personas con sobrepeso. El siguiente artículo creemos que puede resultarte interesante:

Cómo evitar las varices si tienes sobrepeso

Cómo evitar las varices

Casi nadie está libre de sufrir varices, aunque se asocien con el sobrepeso y el sexo femenino. Lo cierto es que hay muchos factores implicados en su formación y que, una vez aparecen las primeras varices de grado I el problema irá a más si no le pones tratamiento.

Este tratamiento puede ser médico, sintomático o preventivo, dependiendo de la gravedad de cada caso. A nosotros nos gusta eso de prevenir por lo que hoy vamos a ver cómo evitar las varices y qué hacer si ya las tienes para lograr que te molesten lo menos posible y frenar su avance.

5 recomendaciones para evitar la aparición de varices si tienes sobrepeso

Si tienes sobrepeso, estás jugando a la lotería sobre tener o no varices con más números que la gente delgada. A mayor sobrepeso, más papeletas se te adjudican, aunque hay otras causas de las varices.

No obstante, nos parece que, si tienes predisposición a sufrir una enfermedad que merma tu calidad de vida y hay cosas sencillas que puedes hacer para intentar que no te afecte, lo mejor es ponerse manos a la obra.

Si fuese sencillo controlar el peso, poca gente sufriría obesidad. Por eso no vamos a aconsejarte solo lo típico, bajar unos kilos para que tu circulación se vea menos afectada, sino que vamos a ver cómo evitar la aparición de varices cuando sufres de exceso de peso por el motivo que sea y también durante el embarazo.

Vamos a verlas a continuación: ¿Cómo evitar las varices si tienes sobrepeso?

Muévete

Siempre que se habla sobre cómo prevenir las varices aparece el consejo de huir de la vida sedentaria y tiene mucho sentido por su influencia en la circulación periférica. Pero ¿qué sucede si te cuesta hacer ejercicio por el motivo que sea?

Una edad muy avanzada, una convalecencia o ciertas lesiones permanentes afectan a la movilidad. ¿Y ahora qué? Cuando no puedes practicar deporte o tu marcha al caminar es lenta, incluso si no puedes caminar, sí hay opciones (casi siempre) para ejercitarte dentro de tus posibilidades y reducir las molestias de tus varices.

Imagina que te has roto una pierna y necesitas pasar unos meses encamado. Si ya presentabas alguna variz, podría avanzar durante tu convalecencia. Para evitarlo, no te pierdas las siguientes recomendaciones para las varices. Además, consulta con tu médico y con un fisioterapeuta qué puedes hacer en tu estado, cómo movilizarte para estimular la circulación y el correcto retorno venoso.

Existen ejercicios incluso para personas en silla de ruedas. Hablamos de ejercicios siempre adaptados a la edad y la condición física del paciente, de ahí nuestra insistencia en que sean un médico y un fisioterapeuta profesional quienes, de manera coordinada, diseñen tu tabla de entrenamiento.

Por último, existe la movilización pasiva y la estimulación de grupos musculares aislados con corrientes eléctricas. Jamás realices estos ejercicios sin la supervisión de un fisioterapeuta profesional.

Cómo evitar las varices

Descansa con las piernas en alto

Si pasas mucho tiempo de pie, no dudes en descansar tus piernas elevándolas por encima del tronco en cuanto llegues a casa. Incluso, si te es posible, ten una silla adicional o un taburete en tu centro de trabajo para momentos de descanso durante la pausa para la comida.

Y si no puedes elevar las piernas, al menos intenta dar pequeños pasos en el sitio si es posible.

Te ponemos el ejemplo de los profesionales de la peluquería y de los cirujanos. Ambos deben permanecer en pie muchas horas, pero quienes trabajan en peluquería pueden dar pequeños pasos y cambios en los apoyos mientras trabajan con un cliente. En cambio, los cirujanos han de mantenerse a pie firme, aunque cuentan con la ventaja de que no todos los días deben estar en quirófano durante varias horas ininterrumpidas. Es en esos días de diferente actividad cuando se cuidan y aplican toda esta serie de consejos para prevenir la aparición de varices.

Evita permanecer mucho rato en la misma postura

Aunque estar de pie sin caminar o mover los pies durante muchas horas seguidas cada día es nefasto para la circulación y una causa de formación de varices más importante que el sobrepeso, pasarse la jornada laboral o estudiantil sentado tampoco ayuda a prevenir las varices.

Si debes permanecer muchas horas en una misma postura, por ejemplo, sentado en un despacho, realiza cambios de posición a cada hora. Si es posible, levántate a dar unos pasos, hasta los aseos o la máquina de café, y si no pudieras, moviliza los músculos in situ con contracciones y relajaciones isométricas. Volvemos al primer punto: muévete (aunque sea poco).

Elige un colchón confortable y de calidad

Las varices se forman durante el día y se confirman durante la noche. Dicho de otro modo, mientras descansas tienes la oportunidad preciosa de asegurarte una correcta circulación a la vez que un buen descanso.

Para que tu descanso sea adecuado, te hará falta un colchón adaptable, como cualquiera de los que te ofrecemos en nuestra tienda online. Para una correcta circulación sanguínea, y evitar así los puntos de presión, lo ideal sería elegir siempre un poco menos de firmeza de la deseada. ¡Pero bueno! lo principal es que elijas un colchón con buenos acolchados, a ser posible de viscoelástica u otra espumación, con más de 2 centímetros de grosor.

En firmeza habitual, el modelo Visco XXL sería muy buena opción, en firmeza dura el modelo Big & Strong de Flex.

Pero, a medida que pesas más también necesitas ser más cuidadoso con la adaptabilidad de tu colchón. Un colchón que no sea del todo adaptable puede hacer que sientas sobrepresiones, zonas donde tu cuerpo soporta más peso del que debería porque no se distribuye de manera uniforme. Eso se traduce en molestias a la hora de conciliar el sueño, dolores al despertarse al día siguiente, lesiones a largo plazo y, cómo no, problemas circulatorios que empeoran los casos de varices.

A modo de guía, la firmeza de un colchón viene determinada por la firmeza de sus materiales, en concreto por la firmeza del núcleo, mientras que la adaptabilidad se asegura con materiales como el visco o con colchones mixtos, compuestos por un núcleo de espumación y cubiertas menos densas.

Si tienes dudas sobre qué modelo de colchón es mejor para tu peso y posibles patologías, no dudes en consultarnos. Recuerda que, en el caso de colchones matrimoniales, se debe asegurar la firmeza que necesita la persona de más peso sin comprometer el descanso de la otra por falta de adaptabilidad a su masa corporal. A veces se complica elegir un buen colchón para dos, pero siempre hay opciones, en especial con colchones mixtos, diseñados por zonas con diferentes grosores de materiales de una a otra.

Considera la posibilidad de recibir sesiones de presoterapia

La presoterapia es un tratamiento no invasivo de medicina estética que alivia las piernas con varices y puede ser aplicado en mujeres embarazadas. Una buena solución al cómo evitar las varices.

Ofrece muy buenos resultados para frenar la evolución de una variz si se aplica desde las etapas iniciales o intermedias y también alivia esos días en los que por calor o por circunstancias especiales, los calambres en las piernas y la hinchazón se han multiplicado.

Existen algunas contraindicaciones en el caso de la presoterapia, aunque son mínimas. Pero, por ese motivo, te recomendamos que te pongas únicamente en manos de profesionales.

 

Las varices son molestas y, una vez aparecen, no se van salvo que te sometas a ciertos tratamientos médicos como la esclerosis de varices o quirúrgicos. Por eso es mejor prevenirlas.

Siempre nos insisten en lo que podemos hacer si tenemos varices durante el día, y son medidas que funcionan, olvidando que cómo descansamos también tiene un papel determinante en la aparición y evolución de varices en general, no solo en las piernas. Nosotros entendemos de colchones, es ahí donde mejor te podemos ayudar con tus problemas de varices, sin embargo, insistimos en la necesidad de prevenir las varices tanto de día como de noche.

Suscríbete por email

Sí, soy humano*

Se ha enviado un mensaje de confirmación; por favor, haga clic en el enlace de confirmación para verificar su suscripción.
El email ya está en uso
Tienes que escribir un email
Tienes que cliquear el captcha
El captcha no es correcto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.