💬
Chatea con nosotros

En este blog nos preocupamos de todos los aspectos relacionados con el descanso adecuado y la salud de las personas con sobrepeso. El siguiente artículo creemos que puede resultarte interesante:

Tamaños de colchones: ¿cómo debes elegir el colchón perfecto para ti?

Una vez eres consciente de la importancia de elegir un buen colchón para garantizar tu descanso y mejorar tu calidad de vida, se te plantea otra disyuntiva: tamaños de colchones. ¿Cuál elegir?

En este caso uno no tiene siempre la libertad de elección que desearía por cuestiones de espacio. Aunque, debes tener en cuenta qué valores mínimos necesitas entre los diferentes tamaños de colchones. No nos referimos solo al ancho del colchón.

Tamaños de colchones que puedes encontrar en España

Las medidas de colchones en España no siempre pueden asegurar el descanso del cliente. Si bien existen varios tamaños de colchones que pueden satisfacer las necesidades en cuanto al ancho. Hay personas que por ser muy altas necesitan de un colchón a medida.

También hay personas que requieren un mayor grosor en el colchón debido a que sufren sobrepeso.

Para estos últimos casos, no siempre necesitas encargar el colchón personalizado, con el sobrecoste que supone. Nosotros contamos con colchones realizados en diferentes materiales por fabricantes que han pensado en quienes pesan 100 kg o más. Así como en las parejas en las que la diferencia de peso entre ambos puede comprometer el buen descanso.

Tamaños de colchones

Volviendo a los tamaños de colchones habituales en España, por defecto puedes elegir entre:

  • Una longitud de 1,90 o de 2 m de largo. Todavía existen camas que fueron construidas para soportar los antiguos colchones de 1,80 m de longitud, aunque admiten los de 1,90 sin problemas. Incluso hay fabricantes que todavía hoy ofrecen algunos colchones de 1.80 m, perfectos para personas que no sean altas y que dispongan de poco espacio en sus habitaciones.
  • Un ancho de 90 cm, 1,05 m, 1,35 m, 1,50 m, 1,80 metros o Queen Size y 2 m o King Size. No obstante, de nuevo hay fabricantes que diversifican su oferta, con lo que puedes encontrar colchones de anchuras intermedias en caso de absoluta necesidad por cuestiones de espacio.
  • El grosor de un colchón se calcula estimando que el usuario o los usuarios son personas con normopeso. Este grosor varía dependiendo de los materiales con los que se confeccione el colchón. Los colchones especiales para personas con sobrepeso se realizan en materiales firmes y adaptables con una anchura similar. Como es el caso de algunos colchones viscoelásticos o de los de látex. Pero, también los puedes encontrar en cualquier material con grosores especiales, para asegurar el descanso de quienes padecen obesidad en estado avanzado. Si eliges bien los materiales y el fabricante, no vas a necesitar un colchón extremadamente grueso aunque tú y tu pareja sufráis de obesidad.

Tamaños de colchones

¿Cómo elegir el tamaño de colchón perfecto para ti?

Si pasamos a hablar de los tamaños de colchones en función de cuáles serían las medidas mínimas para garantizarte un descanso correcto, debes tener en cuenta los siguientes datos:

Tu altura

Tu colchón debería medir al menos 10 cm más que el valor numérico de tu estatura. Las personas que duermen por costumbre en posición fetal o semifetal lo van a notar menos, pero no es conveniente dormir en colchones que te obliguen a colocar la cabeza pegada al respaldo de la cama o que presionen tus pies al tirar de la ropa de cama cuando estás tumbado boca arriba, con las piernas estiradas.

Ten en cuenta que todos adoptamos diferentes posturas al dormir, aunque solo seamos capaces de conciliar el sueño con una o dos.

Si mides más de 1.90 m, vas a necesitar un colchón y un somier adaptados a tu estatura.

Si duermes en pareja o con niños

En cuanto a la anchura del colchón, se estima que el valor mínimo para una persona es de 90 cm y de 1,50 m para parejas: 75 cm de ancho para cada uno con la posibilidad de extender los brazos o las piernas en la parte del otro.

Si eres una persona con sobrepeso es lógico que necesites unas medidas mínimas de anchura recomendada superiores, porque tu tamaño corporal también lo es. Recuerda que se trata de descansar bien.

Las parejas que practiquen el colecho deberían optar por colchones King Size o Presidential King Size (2 m de ancho y 2 m de largo), para asegurar el descanso de los tres incluso cuando el pequeño vaya adoptando posturas un tanto caprichosas durante la noche.

Recuerda que si tienes una masa corporal muy elevada puedes necesitar o agradecer colchones un poco más gruesos que la media.

Desaconsejamos los colchones individuales de 80 cm para adultos, pero sí son adecuados para ser usados por niños.

El espacio del dormitorio

Si dispones de espacio suficiente para disfrutar de una cama ancha, ten presente el dicho “más vale que sobre que falte”. Un colchón ancho o muy ancho jamás va a interferir de manera negativa en tu descanso, pero a la inversa puede impedirte adoptar posturas correctas mientras duermes, porque repetimos que al dormir nos vamos moviendo y cambiando de posición aunque no nos demos cuenta.

La importancia de la cama

Debido a la importancia de elegir un colchón que te garantice un buen descanso, te aconsejamos pensar muy bien en el mobiliario de tu habitación. Tu cama debería permitir el uso de un dormir adaptado a tu estatura y elegir entre tamaños de colchones que superarán las medidas más estrechas del mercado (80 cm en un colchón individual o 1,35 en una cama de matrimonio).

En caso de que sea imposible asegurar estas anchuras, incluso si cambiaras la orientación de tu cama, asegúrate al menos de invertir en buenos materiales y en un grosor adaptado a tu peso. Dormir en un colchón demasiado pequeño una o dos noches no tiene mucha importancia, pero si hablamos de tu colchón habitual te puede pasar factura en forma de dolores musculares o articulares. Además, un colchón estrecho debe ser más robusto para asegurar la misma firmeza, sin merma de la adaptabilidad.

En resumen, si no puedes elegir el tamaño de colchón adecuado para ti, te toca estudiar opciones que compensen, en la medida de lo posible, la pérdida de calidad en el descanso.

Suscríbete por email

Sí, soy humano*

Se ha enviado un mensaje de confirmación; por favor, haga clic en el enlace de confirmación para verificar su suscripción.
El email ya está en uso
Tienes que escribir un email
Tienes que cliquear el captcha
El captcha no es correcto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.