Dolor de piernas en la cama: causas y soluciones

Cuando te acuestas lo buscas es descansar, pero puedes encontrarte con que un dolor de piernas en la cama interrumpe ese descanso o dificulta que concilies el sueño. También puedes sufrir dolor de piernas por la noche, antes de acostarte.

Si no paras de preguntarte “¿por qué me duelen las piernas en la cama?”, quédate para conocer las causas y soluciones a un problema que es más común de lo que muchos piensan.

Posibles causas del dolor de piernas en la cama

Problemas circulatorios

Los problemas circulatorios suelen ser causa de dolor en piernas y pies. Este dolor se ve acentuado cuando tienes que pasar varias horas al día en pie pero sin estar caminando. En cualquiera de estos casos, puedes presentar piernas, pies y tobillos hinchados o varices, y ambos síntomas suelen acompañarse de pesadez o dolor.

Cuando los problemas circulatorios son la causa de tu dolor de piernas, vas a notar las molestias antes de ir a la cama, aunque si no empleas alguno de los trucos o remedios para el dolor de piernas antes de acostarte seguirás sintiendo dolor de piernas al dormir.

Posturas inadecuadas

En ocasiones, el dolor de piernas se debe a malas posturas o a un colchón demasiado viejo. También puede tener su origen en el uso de un colchón poco adecuado, por lo general debido a falta de adaptabilidad del colchón a tu peso. Si un colchón es demasiado blando, tu cuerpo se puede hundir en exceso, adoptando una curvatura en la espalda que podría llegar a comprimir algunas raíces nerviosas. Pero si es demasiado firme y está mal acolchado, aparecen puntos de presión que hacen que la sangre circule peor en esas zonas y, de nuevo, pueden ser causa de que la columna no se mantenga recta durante el descanso.

El grosor, la cantidad y la calidad de las capas de acolchado determinan la adaptabilidad de tu colchón más que la firmeza en sí, y es la adaptabilidad la que asegura que tu columna se mantiene en la posición correcta, pero sin que aparezcan los puntos de presión y sus problemas asociados.

Si tiendes a dormir de lado, tal vez notes dolor en la pierna izquierda en la cama, por poner un ejemplo. Revisa tu colchón en tales casos porque si usas uno adecuado y lo renuevas cuando toca no deberías sentir molestias aunque tus posturas al dormir no sean muy ergonómicas.
Dolor de piernas en la cama

Lesiones en piernas o caderas

Si has sufrido un esguince en un tobillo o algún problema transitorio en los ligamentos de una rodilla recordarás tal vez cómo las mantas y la colcha pueden llegar a causar dolor por su propio peso. En ocasiones puedes sufrir alguna lesión poco importante sin saberlo, y que este sea el motivo de molestias cuando en la cama adoptas ciertas posturas o el frío te lleva a taparte con muchas mantas.

Ciática

Si presentas una inflamación del nervio ciático no solo te van a doler las piernas estando acostado. Pero a veces, sin llegar a tener inflamada esa zona, sí hay una ligera compresión en una o más raíces nerviosas que salen de la columna y controlan una o ambas piernas. En estos casos es indispensable usar un buen colchón, lo mismo que sucede cuando se sufre alguna lesión de espalda, por pequeña que sea. Se busca, por un lado, aliviar los dolores de la patología de columna que puedas sufrir y por otro, muy importante, detener o ralentizar el avance de las mismas.

Síndrome de piernas inquietas

Hay personas que descansan mal porque durante el sueño no pueden dejar de mover las piernas. Al margen del debate sobre si esto es o no una enfermedad, lo cierto es que tiene un origen neurológico y puede ser la causa de tu dolor de piernas al dormir. Si tienes la suerte de tener un sueño profundo, podrías presentar este síndrome sin saberlo.

Calambres musculares

El último causante de los dolores en las piernas o en una pierna cuando te encuentras acostado es el más sencillo de identificar. Estamos hablando de los calambres, cuyo origen suele estar en un desequilibrio en los electrolitos.

Si sufres calambres en las piernas tras un entrenamiento severo o de manera ocasional no debes preocuparte, pero si son frecuentes no está de más realizar una analítica de sangre general porque pueden ser un síntoma de que necesitas cambiar tu dieta o suplementarla con algún mineral.

Consejos para evitar el dolor de piernas por la noche

  • Mueve las piernas durante el día, evitando permanecer de pie sin moverte mucho rato. En caso de no poder eludir esto, pasea al terminar tu jornada laboral.
  • Evita el exceso de sal en tu alimentación porque favorece la retención de líquidos y con ello la celulitis y problemas de drenaje linfático. A su vez, la insuficiencia en el drenaje linfático propicia la aparición de varices y ya te hemos contado lo molestas que pueden llegar a ser.
  • Intenta mantener a raya el exceso de peso, en especial si padeces de alguna lesión en las rodillas, pies o tobillos. Pero, a la vez, debes conseguir que tu musculatura se encuentre tonificada, para lo cual, en caso de sufrir alguna lesión, lo mejor es preguntar a un fisioterapeuta qué ejercicios son los que te convienen más y cuáles debes evitar.

Cómo aliviar el dolor de piernas en la cama

Si llegas a casa con las piernas doloridas, no te acuestes así o no podrás descansar bien. Recuéstate un rato con los pies un poco más elevados que el tronco, aplica aceites o lociones específicas para mejorar la circulación periférica o dirige el chorro de la ducha con agua fría de las rodillas hacia abajo antes de acostarte.

En caso de necesidad porque tu dolor sea muy intenso, consulta a tu médico la conveniencia de tomar algún analgésico los días en que los síntomas sean más agudos, pues descansar bien es imprescindible. Muchos pacientes con dolor crónico necesitan recurrir a veces a la analgesia, aunque antes de llegar a este punto se prueba con tratamientos tópicos, masajes, ejercicios de rehabilitación y con los trucos que te hemos ido explicando.

Hay mucha gente que sufre de dolor en una pierna durante el sueño o desde antes de acostarse. Las causas pueden ser múltiples, incluso combinarse entre sí para empeorar el cuadro clínico. Necesitas conocer qué causa tu dolor de piernas al dormir para poder ponerle remedio o mitigarlo. Muchas veces el colchón que elijas para tu cama va a desempeñar un papel importante en la calidad de tu descanso y en esos dolores de piernas, tanto si su origen es una lesión permanente como si se trata de algo transitorio. Recuerda que existen remedios caseros y ejercicios que te ayudan a reducir el dolor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *