En este blog nos preocupamos de todos los aspectos relacionados con el descanso adecuado y la salud de las personas con sobrepeso. El siguiente artículo creemos que puede resultarte interesante:

Cada cuánto tiempo es necesario cambiar el colchón

Si duermes en un colchón demasiado viejo estás poniendo en riesgo la salud de tu espalda además de la calidad de tu descanso. Pero, ¿cada cuántos años hay que cambiar el colchón? Se suele decir que cada 10 años y este es un dato inexacto.

Cada cuánto tiempo suele cambiarse un colchón

La vida media de un colchón depende de varios factores. Por ello, la recomendación de cambiar de colchón cada 10 años es poco fiable.

No es lo mismo el desgaste que experimenta el colchón en el que duermes a diario que el que sufre el de una segunda residencia. Sin embargo, la vida útil de un colchón no depende tanto del número de veces que lo hayas usado, sino de sus materiales y su grosor: un colchón de espuma dura menos que uno de látex, por ejemplo. Uno de muelles ensacados menos que uno de muelles tradicionales.

Si no lo usas solo para dormir -y no seamos mal pensados…-, y sueles sentarte en el para leer, juegas encima saltando o te pones de pie, puede que su estructura sufra más de lo que debería.

Tampoco es lo mismo la vida media de un colchón individual que la de uno que usan dos personas. Porque el segundo soporta un mayor peso.

¿Varía en el caso de un colchón para personas con sobrepeso u obesas?

Las personas obesas suelen necesitar cambiar el colchón cada 5 años como valor promedio frente a los 8 o 10 años de los colchones que usan las personas con normopeso. Este tiempo de vida útil se puede prolongar si se elige un colchón fabricado pensado para usuarios con sobrepeso u obesidad. Estos colchones suelen realizarse en materiales firmes, presentar bordes reforzados y un grosor superior. Además de incorporar otras características que en este caso no afectan a la duración en buen estado.
cada cuánto cambiar de colchón

Factores que debes valorar para saber si debes cambiar el colchón

Si te sigues preguntando cuándo cambiar el colchón de tu casa. Debes tener en cuenta que la respuesta no se mide en años o en usos, sino en que se dé una de las siguientes circunstancias:

Mal descanso

Si estás sano y no sufres de fuerte estrés, deberías descansar bien. Si te despiertas con la sensación de no haber dormido, puedes estar ante las primeras señales de que debes cambiar de colchón, pues el que tienes ya no realiza de forma correcta su función.
Lo mismo se puede decir si empiezas a padecer dolores de espalda y no hay una causa física o de higiene postural diaria que los explique.

Hundimiento central o deformaciones

Si tu colchón presenta una zona hundida. Generalmente en el centro, o deformaciones, bultos, etcétera, toca cambiarlo cuanto antes. Piensa que en ese colchón tu espalda no va a permanecer correctamente alineada durante las horas de sueño y que te pasas durmiendo o recostado una media de 6 horas diarias. Si vas sumando, entenderás que más pronto que tarde comenzarán los dolores o la falta de descanso que comentamos en el punto anterior. Y algo peor: un colchón que ha perdido su forma puede ser el origen de lesiones de columna que serán permanentes.

Cuando nos preguntan cada cuánto cambiar el colchón. Siempre respondemos que depende. Depende de los materiales con que se haya fabricado, de su grosor y de su uso —continuado o esporádico— y de si duermen en él una o dos personas. También depende de si la persona que lo usa descansa correctamente o si empieza a tener problemas con la calidad del sueño, de si el colchón es usado por alguien con obesidad o con alguna lesión.

Cuando debas cambiar de colchón, puedes fijarte en la calidad de los materiales y en el grosor para adquirir uno que dure más, en especial si sufres sobrepeso.

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *