Dolor lumbar en la cama: a qué se debe y cómo evitarlo

El dolor lumbar que aparece solo al acostarse debe interpretarse como un aviso, debemos modificar algo para poder descansar correctamente. En general, el lumbago es uno de los dolores más frecuentes entre las causas recurrentes de un mal descanso, y muchas veces tenemos los culpables al lado. ¿Cómo dormir con dolor lumbar y cómo evitar ese dolor de riñones en la cama que aparece solo cuando nos recostamos?

¿Cuáles son las causas del dolor lumbar?

La lista de causas de dolor lumbar es larga, pero necesitas conocerla para entender por qué aparece el dolor de lumbago al dormir.

Contracturas, esguinces y distensiones musculares

Casi siempre son fruto de una mala postura mantenida durante horas o adoptada en el momento de manipular un peso. Dependiendo de la severidad de la lesión, puedes sentir molestia durante el día o solo al estar recostado, en especial si no duermes con la columna correctamente alineada.

Discos desgastados y osteoporosis

En este caso hablamos de dolor crónico o de lumbalgias que reaparecen con frecuencia. Estas causas de dolor lumbar no tienen solución definitiva y precisan de un cuidado continuado. Su tratamiento pasa por el alivio del dolor y por proteger la zona afectada de empeoramientos. Para ambos procesos, utilizar un buen colchón y adoptar una postura correcta al descansar es de vital importancia.

En el caso de la osteoporosis, ahora existen fármacos que ayudan a ralentizar la progresión de la enfermedad de manera más efectiva que los suplementos.

Radiculopatías y ciática

Cuando los discos intervertebrales se encuentran desgastados, puede suceder que las vértebras presionen las raíces nerviosas que salen de la médula espinal. Esto produce un dolor que entra dentro de las neuralgias y afecta a la zona lumbar cuando los discos afectados o las hernias interdiscales se presentan en el área comprendida entre las costillas inferiores y la región sacra. La ciática es un tipo de dolor radicular especialmente molesto porque puede irradiar a lo largo de toda la pierna.

Irregularidades óseas

Por ejemplo, puede ser el desplazamiento de una vértebra de su alineamiento, muchas veces asociado a la escoliosis, o la estenosis espinal motivada por hernias discales.

Artrosis y presencia de osteofitos

Si la artrosis afecta a las vértebras de la zona lumbar, sentirás el dolor en esta área, con épocas del año en las que se repite más y otras en las que parece darte un descanso. Si es tu caso, consulta la conveniencia de realizar una tabla de ejercicios adaptados para evitar ir perdiendo movilidad en la zona y, otra vez, elige bien tu colchón, que sea rígido, pero no duro como una piedra. Tu colchón debe ser firme a la vez que adaptable y tener en cuenta tu masa corporal.
Dolor lumbar

Tipos de dolor lumbar y a qué se deben

En fisioterapia existen varias clasificaciones del dolor lumbar. Además de las relacionadas con el origen del dolor, se puede hablar de diferentes tipos de dolor lumbar dependiendo de su localización y de si el dolor irradia o no, así como si el dolor se manifiesta de manera continuada, en pinchazos o en modo palpitante.

  • Dolor discogénico: producido por un desgaste en los discos intervertebrales que puede oprimir la médula espinal o las raíces nerviosas. Estas neuralgias se pueden manifestar con dolor sordo, quemazón o pinchazos ante determinadas posturas.
  • Dolor facetario: cuando el origen del dolor se localiza en las articulaciones que unen las vértebras entre sí, llamadas facetas. En este caso el dolor no aparece en la zona de la columna, sino que irradia hacia los costados o las piernas, con síntomas similares al dolor radicular. Al estar en pie no se siente dolor, por lo que es uno de los casos en los que el dolor de lumbago al dormir nos puede dar una pista.
  • Dolor asociado a inestabilidad vertebral: que lleva a quien lo sufre a tener problemas para incorporarse por la sensación dolorosa o por un agarrotamiento. Si despiertas con un lumbago que te hace necesitar que otra persona te ayude a incorporarte, puede ser tu caso.

Dolor lumbar en la cama

¿Cómo evitar el dolor lumbar en la cama?

Postura

Si tienes problemas en las lumbares o en las cervicales, debes evitar dormir boca abajo. La mejor postura para el dolor lumbar en la cama es la lateral. Durmiendo de lado en un buen colchón, con una almohada que mantenga la cabeza alineada y otra almohada adicional más fina, situada entre las rodillas, se controlan muchos casos de dolor lumbar al dormir.

Colchón adecuado

El colchón adecuado, del que tanto hablamos, es el que te permite mantener la columna alineada mientras descansas. No sirven los colchones en los que te hundes, porque adoptas una curvatura antinatural que empeora tus problemas, ni los que son tan rígidos como para causar zonas de sobrepresión.

Evita la inactividad

Salvo que tu médico lo desaconseje, conviene mantener tonificada la musculatura de la zona y estirar las articulaciones con ejercicios adaptados a tus problemas. No hablamos de deporte en general, sino de ejercicios similares a los de rehabilitación, que puedes realizar todo el año si hay una patología crónica tras tu dolor lumbar que empeora al acostarte.

Consejos para dormir mejor y evitar el dolor lumbar en la cama

Aparte de los que hemos ido indicando, si padeces algún problema crónico en la espalda ten presente que el sobrepeso tenderá a empeorarlo. Además, si sufres de obesidad necesitas usar colchones adaptados, o de lo contrario el propio soporte al dormir puede ser el origen de dolores y lesiones.

Una persona con un peso normal o ligero puede dormir en un colchón fabricado para gente con sobrepeso si es de calidad, porque la adaptabilidad estará garantizada, pero no sucede lo mismo en el caso de alguien con sobrepeso que elige para dormir un colchón no adaptado a sus circunstancias.

Los colchones rígidos y adaptables a la vez también son los más adecuados cuando existen lesiones de columna o de cadera, junto con la almohada o almohadas indicadas: grosor, materiales y forma.

Visita a un fisioterapeuta si tus dolores reaparecen de vez en cuando. Puedes sufrir un par de episodios de lumbago al año por mil motivos, pero si son más, es probable que te convenga seguir una tabla de ejercicios adaptada.

Los dolores lumbares son una de las causas que interfieren en la calidad del sueño en personas jóvenes con más frecuencia. A medida que cumplimos años, la probabilidad de sufrir de alguno de los muchos tipos de dolor lumbar va en aumento.

Existe un dolor lumbar que aparece solo cuando estamos acostados. En estos casos, la solución pasa inevitablemente por la elección de un colchón de calidad y adaptado a nuestras necesidades, unas almohadas bien seleccionadas y dormir en la postura correcta, es decir, de lado o boca arriba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *