💬
Chatea con nosotros

En este blog nos preocupamos de todos los aspectos relacionados con el descanso adecuado y la salud de las personas con sobrepeso. El siguiente artículo creemos que puede resultarte interesante:

Dolor de caderas al dormir: ¿a qué se debe?

Dolor de caderas al dormir

No hace falta ser una persona mayor para descubrir un molesto dolor de caderas al dormir, aunque los años tampoco hacen que la cosa mejore. Y es normal que te preguntes por qué me duelen las caderas cuando duermo si durante el día no hay dolor alguno.

Tras ese dolor de cadera en la cama puede haber varias causas. Conocerlas todas es vital para poder ir descartando las que no son las que nos producen el dolor en nuestro caso y controlando las que sí podrían tener una influencia mayor o menor. Debes tener clara una cosa: cuando la cadera solo duele estando acostado, algo pasa. Los responsables habituales suelen ser colchones viejos o inadecuados y malas posturas.

Causas del dolor en la cadera al dormir

El dolor en la cadera al dormir es uno de tantos factores que empeoran la calidad del descanso. Como mencionábamos antes, puede haber un único agente causal o deberse a varios factores que van sumándose entre sí, por lo que hemos hecho una lista, centrándonos en el dolor en las caderas al dormir de lado (a veces solo en una cadera).

Tendinopatía

Puedes sufrir alguna lesión o enfermedad en cualquiera de los tendones que unen la cadera y la pelvis, pero no ser muy intensa, de manera que durante el día no se manifiesta al caminar o al estar sentado. Pero sí puede hacerlo durante la noche, en especial si dormimos sobre el lado de la cadera afectada o en un mal soporte, como puede ser un colchón demasiado viejo.

Bursitis

De manera similar al caso de la tendinopatía, podrías presentar una bursitis o inflamación de una bolsa sinovial. En estos casos, el dolor suele irradiar hacia una pierna y empeorar por las noches.

No confundas una bursitis con ciática, aunque la compresión leve de uno de los nervios ciáticos también podría explicar por qué te duele la cadera (en el caso de la ciática el dolor no aparecería solo al estar acostado).

Exceso de peso sumado a un colchón poco firme

Cuando la columna no está alineada mientras dormimos, antes o después aparecen dolores. Si padeces de obesidad necesitas un colchón con una firmeza extra, al igual que si tienes alguna lesión de columna.

Osteoartritis

Si padeces osteoartritis o casi cualquier enfermedad reumática sentirás dolor con frecuencia, a veces localizado y otras veces con manifestaciones más generales. Sigue tu tratamiento farmacológico en caso de que tu médico te haya prescrito uno, realiza tus ejercicios de rehabilitación para mantener la musculatura tonificada y minimizar el dolor y no dejes de cuidar la ergonomía en todo momento.

Otras causas

Hablábamos de mantener la musculatura tonificada en caso de osteoartritis porque el dolor puede causar una evitación del movimiento. De hecho, hay personas que sufren dolores en una o ambas caderas al estar acostados porque su musculatura falla, aunque las articulaciones se encuentren perfectas. Pueden ser los lumbares, los abdominales o los glúteos.

También es posible que sientas dolor en una o ambas caderas durante unos días porque estés pasando por un proceso vírico o como consecuencia de un entrenamiento fuerte, sin un calentamiento adecuado. Estos dolores transitorios, si no tienden a repetirse, carecen de importancia salvo si son muy agudos.

¿Por qué es importante tu colchón para evitar el dolor de caderas?

Buena parte de los dolores articulares que afectan a las personas con sobrepeso tienen su origen en un mal colchón.

Un adulto pasa al menos un tercio de su vida recostado (más si es una persona convaleciente) y qué decir de los niños. Es vital asegurarnos de que dormimos en posturas correctas, con la espalda bien alineada, tanto más cuanto mayor sea nuestra masa corporal si no hemos elegido un colchón adaptado a nuestras necesidades.

Los dolores de cadera en la cama afectan más a las personas con sobrepeso que no duermen en un soporte adecuado. Por si fuera poco, el exceso de peso predispone a que aparezcan antes toda una serie de problemas articulares crónicos, de ahí nuestro consejo: asegúrate de que tu colchón no es el responsable de ese dolor y, si persiste, consulta al médico.

Otros consejos para evitar el dolor de caderas al dormir

La mejor postura

En tu caso, la mejor postura es aquella en la que sientas menos dolor, siempre y cuando sea una postura correcta.

Puedes solucionar tus problemas con el dolor de cadera durmiendo sobre el lado que no está afectado, aunque suele ser mejor hacerlo boca arriba. En ambos casos, es probable que introducir una o dos almohadas extra te ayude a adoptar una mejor posición para las articulaciones de tu pelvis y cadera.

También puedes probar a dormir boca arriba con la rodilla del lado de la cadera afectada flexionada.

Peso saludable y algo de ejercicio

Si hablamos del dolor de cadera que aparece al dormir, aunque tener un peso medio ayuda, es más importante mantener una musculatura tonificada. Recuerda que un buen colchón puede ayudarte con tus problemas para descansar correctamente si sufres de sobrepeso, pero no hay nada que supla a un grupo muscular con baja tonificación a la hora de evitar dolores recurrentes. 

 

El dolor de caderas al dormir puede aparecer a cualquier edad porque hay varias causas. Deportistas y mujeres embarazadas pueden ser tan proclives a estos episodios como gente mayor con enfermedades degenerativas que afectan a las articulaciones. También hay casos en los que el dolor es transitorio y se resuelve en unos días.

Si este u otros dolores al dormir se repiten con frecuencia, revisa tu colchón y tus almohadas. Si son correctos y los cambias cuando procede, acude a un profesional en busca de un diagnóstico y un tratamiento que no siempre es farmacológico. En todo caso, elegir un colchón de calidad, firme y adaptable no hará otra cosa que mejorar tu descanso.

Suscríbete por email

Sí, soy humano*

Se ha enviado un mensaje de confirmación; por favor, haga clic en el enlace de confirmación para verificar su suscripción.
El email ya está en uso
Tienes que escribir un email
Tienes que cliquear el captcha
El captcha no es correcto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.